Game of Thrones T8E2 - ''A Knight of the Seven Kingdoms''

Lo que pasa por la pequeña y la gran pantalla.

Game of Thrones T8E2 - ''A Knight of the Seven Kingdoms''

Notapor Hijo de Chuck Norris » Lun Abr 22, 2019 4:32 am

¿Qué podés hacer la noche antes a que aparezcan los zombies que van a arrasar con todo lo que encuentren? Reencontrarte con personajes que nos ves hace tiempo, cantar, practicar un poco de piripipí y hasta jugar al War.


Lo primero que hago es sacar la cuenta de cuántos lunes zombies quedan. Y no me refiero a las hordas de no-muertos que están cada vez más cerca del castillo de Luis Alberto de Herrera y Ramón Anador, sino a la sensación de encarar un lunes después de haber dormido menos de cuatro horas por reseñas como esta. Queda este lunes y cuatro más. Después, el sueño. ¿Eterno? No creo que tenga tanta suerte.

Lo segundo que hago es aplaudir a los guionistas, que están tomando el enorme riesgo de reservar al personaje que finalmente va a inclinar la balanza hacia las fuerzas del bien y además ocupar su (merecido) lugar en el Trono de Hierro. Podrían colmarnos de Stannis durante toda esta temporada y en lugar de eso deciden reservarlo, guardarse ese dos de la muestra hasta el momento justo de cantar el Vale Cuatro y dejar a millones de espectadores de todo el mundo extasiados ante el regreso del verdadero rey. ¿Dónde Stannis? Por llegar. Arriba de un elefante.

Pero, ¿para qué hablar de los que no están-nis? Si en este episodio pasó de todo, salvo... ustedes saben... esa partecita donde LOS PERSONAJES CAEN MUERTOS COMO MOSCAS. Para eso tendremos el episodio del domingo siguiente, mientras tanto fue momento de despedidas, de algunas charlas que nos recordaron lo mejor de la serie y de dos o tres momentos para el recuerdo. De esos que extendés ambos brazos al cielo y pensás "bien hecho, Bryan Cogman, escritor de diez episodios de la serie".

Todo comenzó con un clásico chiste de Jaimito: Jaimito es mandado a la dirección por haber matado al rey y allí le pidieron que se disculpara. "No me disculpo nada", dice Jaimito. Fin. Bueno, no dije que fuera un chiste muy gracioso. Los otros chistes de Jaimito que me acordaba eran sobre incesto.

A ninguno de los directores le hizo gracia tener al niño problemático enfrente y todo indicaba que sería carne de cañón (y un poco de metal de cañón, si es que lo metían dentro del cañón con mano derecha y todo). Sin embargo, demostrando que el poder de Disney llega incluso a series que son de la competencia, la capitana Phasma apareció como referencia personal en el currículum de Jaime y salió en su defensa. Como Gregoria Sansa también la tenía de referencia personal, cambió su voto. Y Jon Bónachon, que estaba entre pelearse con su hermana-prima y su novia-tía, decidió sumarse a la que tenía más cara de mala.

Por dos votos contra uno, Jaime no murió y tendrá la oportunidad de morir en los episodios siguientes, seguramente en forma mucho más lenta y despiadada. ¿Hurra?

Las cosas no quedaron muy bien, pero no hay tiempo. Los zombies están por llegar. Así que nos vamos hasta el árbol con cara, donde Jaime no encuentra mejor manera de celebrar su supervivencia que conversar con el ser todopoderoso al que dejó paralítico hace siete temporadas. Eso es timing, mi viejo.

Por suerte Bran está más tranquilo, ahora come sin gluten y se toma la vida con calma. Eso sí, te mira con esos ojos perdidos, que todos creen que son parte del personaje y en realidad Isaac Hempstead-Wright contó que sin lentes no ve un culo, que no usa lentes de contacto entonces en esas escenas básicamente gira la cabeza para donde escucha un ruido. Ya lo dijo Jon Lovitz: acting!

Después de estar cabalgando desde el final de la temporada anterior, Jaime seguía con ganas de conversar, así que tuvieron un reencuentro con Tyrion que sirvió para confirmar (hasta por ahí) que el embarazo de Cersei es postalina y que dos de los enemigos acérrimos de Güinterfell van a dar su vida por defender el castillo. Ya veremos si se las aceptan o no; no recuerdo qué puse en la penca esa de "vivo/muerto/caminante blanco", pero creo que soñé con un final feliz y ahora estoy muy arrepentido de casi todas mis premoniciones. Sobre todo las que marqué como "vivo".

Si piensan que lo más triste de la serie fue ver cómo Ned Stark pasaba de ser testarudo a ser rudo (¿cachai?), o descubrir que lo de "Boda Roja" no era por el color de los centro de mesa, la siguiente escena llegó para taparles la boca. Dany tuvo su momento de intimidad con el Batipagafantas, que arrancó con el noble caballero pidiendo disculpas y arrastrándose como un gusano. Esclavo, de los Halcones Galácticos, vio la escena y le dijo que era un poco demasiado. Pero la cosa siguió.

Batipagafantas: Cuando nombraste a Tyrion como tu Mano, me rompiste el corazón.
Daenerys Targaryen, primera de su nombre, segunda de su generación, tercera de su club de Scrabble, cuarta del draft de la NBA, Quinta de la Paraguaya, sexta ballexta Martín de la cuexta, séptima de Caballería, octava de piano, novena de la Virgen Desatanudos, décima de saludo al pueblo argentino: Ajá.
BPF: Pero está todo bien, tomaste la mejor decisión. Lo banco al enano. Soy su referencia personal en el currículum.
DTPDSNSDSGTDSCDSCDDDLNQDLPSBMDLCSDCODPNDLVDDDSAPA: ¿No era que te caía mal? Decime nomás que lo echo a la mierda. Una caída de ojos y listo, volvés a estar al lado mío.
BPF: No. Él es mucho mejor para vos.
DTPDSNSDSGTDSCDSCDDDLNQDLPSBMDLCSDCODPNDLVDDDSAPA: Mirá que últimamente no emboca una.
BPF: Dale tiempo. Cuatro episodios más, nada más.
DTPDSNSDSGTDSCDSCDDDLNQDLPSBMDLCSDCODPNDLVDDDSAPA: ¿Me estás diciendo que perdone al tipo que te robó el laburo?
BPF: Chi chi chi, ama, chi
(ver a los Halcones Galácticos).

Lo que vino a continuación fue el esperado encuentro entre dos de las tres mujeres en cuyas manos está el destino del continente entero... salvo que ahora apareció un hombre que puso una sola cara en toda la serie y que tiene más derecho que ellas solamente porque así lo indica la tradición.

¡Realismo!

Hablaron de amor, recordaron a Rikhaldro Fort y cuando estaban a punto de agarrarse a las piñas por quién controlaría el norte cuando muriera el último de los zombies, llegaron a avisarles que tenían visitas. Theon va a pelear por Güinterfell. Cortaron la mejor escena de la serie porque Theon va a pelear por Güinterfell. Es como cortar un recital de César "Banana" Pueyrredón para que cante Sting. Imperdonable.

Pucha que pasaron cosas y ya está llegando esa hora de la madrugada en la que me vuelvo aún más incoherente. Qué te cuento que el malasangre de Edd, Torbul (que quiere decir Tornillos y Bulones) y la comadreja tuerta de La Era de Hielo 3 llegaron al castillo y avisaron que Niño Umber había sido transformado en una extraña bengala en espiral. No había tiempo que perder.

Por suerte nos enteramos de algunas cosillas que podrían ser fundamentales a la hora de resolver la guerra contra los salvajes de la periferia de Montevidésteros. Capaz que los zombies son como los vampiros, y si matás al vampiro maestro se mueren los otros. En este caso sería el Rey de la Noche, o el Rey del Abroche, no sé si alguna vez le pusimos nombre en estas reseñas y no son horas para ir a chequear.

Esa fue una buena noticia. La otra es que el Rey del Abroche no va a quedarse guardadito entre las tropas, porque quiere terminar con Bran y tener una noche sin fin. Seguramente para abrochar por doquier. Ya me está gustando el nombre, me lo imagino protagonizando películas con Alberto Olmedo.

La revelación se dio mientras todos jugaban al War y Sam Pelelas (la explicación del apellido la encontraran en episodios anteriores) se puso medio Galeano con el tema de borrar la memoria, que solo nos morimos cuando nos olvidan y que somos un mar de muertitos o algo así. Por suerte estaba Torbul para resumir lo que hasta los delfines de Los Simpson estaban pensando.

El Gusanito y la Traductora (que este año se dejó las cejas) se pusieron de acuerdo en irse a la mierda cuando termine la guerra. Hay mucho redneck racista en ese continente.

Las despedidas continuaban y con cada una de ellas veía alejarse la posibilidad de ganar la penca de sobrevivientes de la serie. Que, pensándolo, bien, nunca arreglamos cuál era el premio. Si alguno de los organizadores está leyendo esto, tenemos hasta el domingo que viene para decidirlo, porque ahí sí van a empezar a espichar los personajes y todos vamos a estar muy distraídos viendo quiénes mueren y contemplando el regreso triunfal de Stannis encima del elefante como para preocuparnos por la penca.

Otro momento previo a la matanza masiva fue el reencuentro de los tres guardianes de la noche: Sam Pelelas, Jon Bónachon y el malasangre de Edd, que uno entiende su malasangre al recordar que es el único que se bancó el voto de castidad cuando le daban menos bola que en la abadía de El Nombre de la Rosa. La escena también sirvió para mostrar al lobo de Jon, pero allá al fondo, no sea cosa de gastar 500 dólares de los 35 millones que van a tener que gastar a partir de la semana que viene (no, no lo digo por la batalla sino por el elefante de Stannis, que tiene que ser 100% realista).

Jaime y Tyrion tuvieron su brindis, ese que suelen tener dos personajes de una ficción antes de que al menos uno de ellos se convierta en un ex-parrot, o en este caso en un ex-Lannister. Arrancaron con el chupi y como estaban en el lugar más confortable del castillo, al lado de la estufita de leña, empezó a llegar más gente.

Amparados en el famoso "nos quedamos un ratito y nos vamos", que nadie cumple, especialmente cuando uno de los miembros de la pareja se lo dice al otro como falsa promesa, llegaron la capitana Phasma y su fiel escudero Trespiernas. Se les sumaron Davos y Torbul. A la hora de las anécdotas, este último contó que es fuerte porque tomó de la teta de una gigante durante tres meses cuando tenía diez años, y el resto finalmente comprendió que la muerte al día siguiente no era lo peor que les podía pasar.

Los siguientes minutos fueron de Arya "Billy Batson" Stark. Primero se reencontró con el Sabueso, porque todo indica que uno de los dos va a cantar flor, y el Sabueso ya anduvo orejeando y las dos primeras son del mismo palo. Apareció la Comadreja a hablar boludeces del Señor de la Luz (el que toma el consumo de UTE) y ella decidió que no iba a pasar sus últimas horas charlando con dos viejos chotos.

En especial si podía curtirse a Gendryfication, que volvió del exilio con los músculos marcados y cuya forma de hundir en el agua hirviente esos objetos puntiagudos de una temperatura tan alta le terminó de volar el bocho a la jovencita sin cara. A los dos minutos le estaba preguntando sobre la última vez que le chuparon la sangre y al ratito, con la vieja excusa de "que se acaba el mundo" se sacó las ganitas carnales. Como la conocemos desde chiquita, el desnudo fue cuidado y no vamos a pensar en lo ocurrido. Mejor cambiemos de tema y miremos un dibujito animado antes de continuar.

Volviendo a la estufita, Torbul también sintió el llamado de la pelvis y le dijo a la capitana Phasma que si por él fuera la caballearía diez veces. Ella dijo que no le interesaba, pero Jaime insistió e insistió y con todo el respeto del mundo fue caballereada. Phasma, que se pasó toda la serie poniendo cara de circunstancia, sonrió. Y el mundo fue un mejor lugar, pese a que sonreír no sea lo que le sale mejor.

Por si no nos habíamos dado cuenta de que Niña Mormont es lo más, hubo una escena para mostrarnos que Niña Mormont es lo más. Luego Sam Pelelas le dio una espada de la familia al Batipagafantas, en un choque de poderes que recordó a la película La venganza de los nerds. Para terminar, Sam le dijo al Bati "Nos vemos a la vuelta", sentenciando su destino en forma definitiva. A romper esas pencas.

En la estufita se acabó el vinito, pero estaba Podrick Trespiernas para entretener a las tropas con su canción, que fue aprovechada por el director del episodio (David Nutter) para hacer un paneo del elenco.

Restaba el esperado deschave entre Jon Bónachon y su tía Dany, justo frente a la estatua de Lyanna Stark.

-Ah, sí. Mi hermano la violó. Mala nuestra.
-No, tontis. Ellos se amaban. Hasta se casaron y tuvieron un hijo.
-Otra vez se mamó la ternera.
-En serio. Ese hijo soy yo. Me llamo Aegon Targaryen y soy el verdadero heredero del trono.
-No seas pelotudo, Jon. ¿Quién te dijo eso?
-Mi hermano y mi mejor amigo.
-Qué conveniente.
-En serio, tía. Digo, Dany. Digo, ya no sé ni lo que digo.

Justo cuando se iba a pudrir todo, sonó un cornetazo señalando la llegada del ejército helado a Luis Alberto de Herrera y Ramón Anador. ¿Podrán frenarlos antes de que lleguen a barrios más paquetes de Montevidésteros? Claro que sí, pero eso será en el episodio que viene, con la ayuda de alguien muy especial. No sigan leyendo si no quieren saber lo que pasa.

¡Hasta la próxinnis!

+11  
Combatiendo el crimen en su imaginación desde 1980.
Avatar de Usuario
Hijo de Chuck Norris

new-god new-god
 
Mensajes: 7004
+1 Otorgados: 3528
+1 Recibidos: 3936
 
Registrado: Mié Jun 09, 2010 6:50 pm
Ubicación: Montevideo, Uruguay

Re: Game of Thrones T8E2 - ''A Knight of the Seven Kingdoms'

Notapor Takion916 » Lun Abr 22, 2019 4:45 pm

También me gustan mucho esos cruces entre personajes que nunca se cruzaron antes o similar.
También me intriga un poco la charla no mostrada entre Tyrion y Bran y muy buena la charla entre Danny y Sansa.
Lo de Anya y el herrero se veía venir desde el capitulo anterior, pero no por eso lo esperé menos.

Yo prefiero no ponerme a pensar desde ahora en quien se va a morir y quien no y simplemente disfrutarlo cuando pase.

Imagen


No se vayan que ahora viene Sting
+10  
Estamos todos los que somos, somos todos los que estamos...
Avatar de Usuario
Takion916

icon icon
 
Mensajes: 4658
+1 Otorgados: 4101
+1 Recibidos: 2065
 
Registrado: Jue Sep 08, 2011 8:51 pm
Ubicación: Hub City, Uruguay


Volver a Cine/TV

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 4 invitados

cron