The Superior Foes of Spider-Man

Arte secuencial, viñetas, globitos... Todas esas cosas.

The Superior Foes of Spider-Man

Notapor Hijo de Chuck Norris » Lun Jun 19, 2017 12:03 pm

Mientras el Doctor Octopus se paseaba en el cuerpo de Peter Parker, cinco de sus villanos menos importantes se unieron para formar una nueva edición de los Seis Siniestros. La matemática fue el menor de los problemas de este grupo, en un cómic que tuvo mucho humor y quizás demasiada ambición.


Si sos el Doctor Octopus o el Duende Verde, ya llegaste. Tenés un nombre y una chapa dentro de la poblada y bien ponderada galería de villanos de Spider-Man. Podrán matarte una y otra vez, pero siempre habrá un guionista que creció leyendo tus aventuras y moverá cielo y tierra para que regreses a la palestra.

Si sos Boomerang, Beetle, Overdrive, Shocker o Speed Demon, ahí la cosa se complica. Solamente aquellos bien versados en el Universo Marvel podrían reconocerte en una rueda de reconocimiento y no sería de extrañarse que algún guionista en ascenso te utilizara como carne de cañón para darle más chapa a un malvado que acaba de crear.

De estos problemas de autoestima y de cómo escalar posiciones en el mundillo criminal se trata The Superior Foes of Spider-Man, serie de comedia guionada por Nick Spencer (Morning Glories, Jimmy Olsen) con dibujos de Steve Lieber (Whiteout) que duró 17 números.

Todo comienza con la formación del grupo, que toma un nombre clásico de las historietas pese a que no coincida con la cantidad de integrantes. Este será el primer signo del humor que aplicará Spencer, por momentos físico y por momentos bastante oscuro, que enganchará a los lectores incluso si conocen poco acerca de los protagonistas (con el correr de los capítulos nos irán completando huecos en sus biografías).

A través del relato de Boomerang, principal protagonista de estas desventuras, seguiremos su plan para hacerse rico, que incluirá traicionar no solamente a un par de capos del hampa supervillanesca, sino incluso a sus propios compañeros de grupo. Un jodido, este Boomerang. Pero es que los supervillanos son así.

Quizás el único problema de la serie es que el mencionado plan prácticamente se extiende durante todos los números (salvo uno de relleno con varios artistas invitados) y eso podría conspirar contra el lector que no tiene memoria fotográfica o que divide la lectura entre los ratitos que tiene todos los días.

Conforme pasan los capítulos, elementos sembrados en escenas anteriores comienzan a dar sus frutos, o los personajes atraviesan circunstancias misteriosas que recién serán reveladas en el futuro. Spencer parece divertirse con su forma de escribir la historia, aunque por momentos resulte más listillo de lo que convendría.

Lieber es el compañero perfecto de fórmula y eso es innegable. Sus viñetas no solamente colaboran con los momentos de humor de golpe y porrazo, sino que es perfecto para las numerosas escenas de conversaciones (por lo general en alguna guarida secreta) y no defrauda a la hora de la acción.

Se trata de un cómic muy recomendable, que sabe jugar dentro de los límites de un universo compartido y aprovechar sus ventajas. Sin embargo, si los 16 números de la dupla hubieran sido cuatro "golpes" cortos en lugar de un ida y vuelta sobre pinturas y cabezas cibernéticas, quizás el resultado hubiera sido más satisfactorio para este lector en particular.

La serie puede adquirirse en tres tomos, un ómnibus o en sus variantes digitales (ComiXology o Marvel Unlimited). Y en lo posible léanla de un tirón.

+11  
Combatiendo el crimen en su imaginación desde 1980.
Avatar de Usuario
Hijo de Chuck Norris

new-god new-god
 
Mensajes: 6995
+1 Otorgados: 3526
+1 Recibidos: 3912
 
Registrado: Mié Jun 09, 2010 6:50 pm
Ubicación: Montevideo, Uruguay

Volver a Cómics

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados

cron